H2 Brasil: un proyecto de cooperación técnica en hidrógeno

h2-brasil-un-proyecto-de-cooperacion-tecnica-en-hidrogeno

Hace pocos días se dio a conocer que GIZ, una agencia de cooperación técnica alemana, ha estado apoyando al Ministerio de Minas y Energía de Brasil (MME) en el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde. Uno de ellos es el H2 Brasil, para el cual la empresa europea aportará los procesos técnicos.

GIZ ha expresado que el proyecto mencionando será el mayor en cooperación en el área del hidrógeno en América Latina y uno de los mayores del mundo.

También te puede interesar: Haru Oni: primer proyecto de hidrógeno verde aprobado en Chile

El hidrógeno crece en América y Brasil quiere integrarse

La adopción de las plantas de producción de hidrógeno, tanto verde como azul, ha crecido exponencialmente en los últimos meses. En esta carrera destacan Argentina, Chile y Uruguay con proyectos que entrarán en funcionamiento a finales de año. Asimismo, constantemente se habla de las oportunidades globales de este nuevo sector energético. 

De la mano de GIZ, el Ministerio de Minas y Energía de Brasil (MME) espera aportar subvenciones para la planificación y regulación energética. Un trabajo que pretende acelerar la adopción en el país.

A través de formación profesional, creación de alianzas, difusión de información e impulso de la innovación, esperan apoyar la optimización de proyectos piloto para la escala industrial.

H2 Brasil y su alcance

Para el inicio de las conversaciones entre el MME y GIZ, se ha buscado la ayuda de representantes del sector. El anuncio destaca la entrevista a representantes de más de 30 instituciones públicas, entidades del sector privado, asociaciones, gobiernos estatales y sociedad civil.

h2-brasil-un-proyecto-de-cooperacion-tecnica-en-hidrogeno

El proyecto pretende fomentar una economía del hidrógeno verde y sus derivados abriendo las puertas de Brasil al mercado.

Es importante mencionar que el 14 de mayo se celebró el taller para la presentación final de la misión, con la participación de posibles socios y de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC). Se espera que los recursos para el proyecto, que durará al menos dos años, estén disponibles a partir de agosto de 2021.

Redacción I José Luis Álvarez Escontrela