Desarrollo de China impactará de forma positiva en los objetivos de descarbonización global

En un foro internacional en la ciudad de Guangzhou, al sur de China, se señaló que el desarrollo de alta calidad que busca el país asiático tendrá efectos indirectos positivos significativos en la economía mundial. Además, se indicó que esto favorecerá el comercio y contribuirá a los esfuerzos globales de descarbonización.

La conferencia que se llevó a cabo del 18 al 20 de abril, tuvo como tema “La modernización de China y las nuevas oportunidades para el mundo”. Allí, la reunión ha llamado la atención de reconocidos líderes políticos, académicos y empresariales de diferentes partes del mundo, tanto de China como del extranjero.

“La fortaleza económica de China ha mejorado significativamente a lo largo de 40 años de rápido crecimiento y ahora ha asumido un papel cada vez más importante en la economía mundial”, aseguró Fred Hu, presidente de Primavera Capital Group.

Contenido relacionado:Científicos de China crean vidrio biodegradable que se descompone al compostarse

Impacto significativo

El compromiso de China con la producción de alta calidad y el comercio exterior no solo beneficia al país, sino que también tiene un impacto significativo en la economía global. La promoción de productos y servicios no solo mejora la competitividad de China en el mercado global, sino que también impulsa el desarrollo sostenible de la industria manufacturera.

Además, garantizar la seguridad de la cadena de suministro global es esencial para mantener la confianza de los consumidores y asegurar el flujo constante de bienes y servicios en todo el mundo. Por lo tanto, el compromiso de China con el desarrollo es una iniciativa vital que contribuye a la estabilidad y el progreso económico a nivel mundial.

En ese sentido, Hu señaló que la ampliación de la apertura económica de China no solo es beneficiosa para el país en términos de desarrollo y crecimiento, sino que también fomenta la confianza y la cooperación en los mercados internacionales. A medida que el país continúa su apertura económica, se espera que más empresas extranjeras inviertan en el país y que se establezcan nuevos acuerdos comerciales y de inversión.

De esta manera, estos vínculos comerciales y de inversión más sólidos-estables impactan de forma positiva, siendo la apertura de China una estrategia clave para fomentar el crecimiento económico sostenible y la cooperación internacional, y con ello, reforzar los objetivos de descarbonización fijados a cumplir progresivamente de cara a 2030, 2040 y finalmente, 2050 como año tope para ser cero emisiones.

“El mundo necesita que China haga asequible la descarbonización, y eso es lo que China ha hecho en el pasado para un buen número de energías limpias”, enfatizó, Laurence Tubiana, CEO de la European Climate Foundation, aseverando que “la nación asiática es ahora un campeón mundial de energía limpia”.

Publicaciones Similares