ESG

Proveedores de calificaciones ESG se oponen a las propuestas de regulación de la Unión Europea

MSCI, S&P, Moody’s, Fitch, ISS, RepRisk y el London Stock Exchange Group (LSEG) rechazaron la posibilidad de que la Unión Europea legisle sobre las calificaciones ambientales, sociales y de gobernanza corporativa (ESG, por sus siglas en inglés) y afirmaron que cualquier intervención debería limitarse a iniciativas no reguladoras.

Morningstar, propietaria de Sustainalytics, respaldó las normas voluntarias, pero dijo que no tenía “ninguna opinión” sobre la regulación. Por el contrario, más del 80% de los encuestados en la consulta apoyaron la intervención legislativa en el ámbito de las calificaciones ESG.

Laconsulta,lanzada en abril por la Comisión Europea (CE), solicitaba opiniones sobre las medidas propuestas para abordar las disfunciones del mercado de calificaciones ESG. Entre ellas, la introducción de normas sobre conflictos de intereses, requisitos mínimos de divulgación de la metodología de calificación y un sistema de registro centralizado de la UE para los proveedores, entre otras.

La consulta sigue a un periodo de intensa actividad reguladora sobre el tema, dentro y fuera de la UE. El regulador europeo de valores, la AEVM, solicitó el año pasado más competencias para regular los datos y las calificaciones ESG, y en febrero puso en marcha una revisión del sector de las calificaciones de la UE.

En su respuesta a la consulta de la Comisión, Fitch argumentó que la intervención reguladora sería “innecesaria y podría ser contraproducente” debido a la posibilidad de que se produzcan “importantes cargas de costos” y enfoques reguladores divergentes en las distintas jurisdicciones.

Fitch, junto con Morningstar y MSCI, respaldó el uso de códigos de conducta voluntarios para los proveedores de calificaciones. Japón es la única jurisdicción que ha publicado un código de este tipo, actualmente en forma de borrador y que se aplica de forma voluntaria. Los firmantes pueden adoptar un enfoque de “cumplir o explicar” las normas.

También te puede interesar:Se dispara la emisión de bonos verdes globales en 2022

Búsqueda de transparencia

ISS y Moody’s apoyaron por separado la intervención basada en principios, que permitiría a los proveedores determinar los controles, medidas y procedimientos adecuados necesarios para lograr un resultado normativo concreto.

El régimen ESG basado en principios más destacado de la historia reciente, la Directiva de Información No Financiera (NFRD) de la UE de 2014, fue criticado por la calidad de las divulgaciones y está siendo sustituido por la Directiva de Información de Sostenibilidad Corporativa (CSRD).

Los proveedores de calificaciones también estaban en desacuerdo con la mayoría de los encuestados en la consulta sobre el estado actual del sector de las calificaciones ESG. LSEG, Morningstar, MSCI, S&P e ISS dijeron que el mercado estaba funcionando bien, mientras que Moody’s, Fitch y RepRisk no dieron su opinión.

En general, el 84% de los encuestados dijo que el mercado no funciona bien, y la mayoría señaló la falta de transparencia sobre la metodología utilizada por los proveedores (83%) y los importantes sesgos en las metodologías utilizadas (91%). Además, más del 80% de los encuestados considera que los proveedores son vulnerables a posibles conflictos de intereses.

La CE recibió un total de 168 respuestas a la consulta, la mayoría procedente de empresas e instituciones de servicios financieros, pero también estaban representadas grandes empresas europeas, bancos centrales, ONG y sindicatos.

El regulador de valores de la UE, la AEVM, ha señalado de forma independiente algunos de los problemas en los últimos años, sobre todo en su informe bianual sobre el riesgo de mercado de 2021, en el que describía el mercado de las calificaciones ESG como “terreno fértil para posibles conflictos de intereses“.

Los oligopolios creados por “grandes empresas que compran su entrada en el mercado” podrían “conducir a un perjuicio significativo para el consumidor, incluyendo la fijación de precios por encima de los niveles competitivos, el riesgo de colusión, los transportistas de entrada y la reducción de la innovación y la eficiencia”, dijo la ESMA.

La UE no ha establecido un calendario para la emisión de reglamentos destinados a las calificaciones ESG, pero ha dicho que las respuestas a la consulta “se reflejarán en consecuencia en la preparación de cualquier otra iniciativa de la CE”.

Si deseas leer el comunicado de la CE, haz clicaquí

Redacción | Antonio Vilela

Publicaciones Similares