• Inicio
  • Finanzas ESG
  • Los bonos vinculados a la sostenibilidad son “más eficaces” para impulsar la transición energética que los bonos verdes

Los bonos vinculados a la sostenibilidad son “más eficaces” para impulsar la transición energética que los bonos verdes

Bonos

Los bonos vinculados a la sostenibilidad (SLB, por sus siglas en inglés) podrían ser más eficaces para impulsar la transición energética que los instrumentos de “uso de los ingresos”, como los bonos verdes, debido a su capacidad para influir en el costo de capital de las empresas, según un destacado académico de las finanzas ESG.

Sin embargo, los SLB, que vinculan el precio a la consecución de objetivos ESG, necesitan más trabajo para garantizar que los indicadores clave de rendimiento (KPI) y las estructuras de incentivos impulsan un cambio real para los diferentes emisores, sectores y geografías para evitar acusaciones de lavado verde, según Ben Caldecott, director del Grupo de Finanzas Sostenibles de Oxford en la Universidad de Oxford.

“Los bonos de titulización podrían ser uno de los instrumentos más eficaces para impulsar el cambio, pero por el momento hay mucho lavado verde y confusión”, dijo la semana pasada Caldecott en su intervención en la Cumbre de Finanzas Sostenibles de Oxford.

Caldecott es también el fundador de un nuevo laboratorio de finanzas sostenibles que se está creando para acelerar la acción en todo el sistema financiero con el fin de alcanzar objetivos cero neto, reforzar la acción climática e introducir objetivos de biodiversidad.

“Si los SLB están bien diseñados, pueden ser realmente transformadores; los bonos verdes no están en esa categoría”

Ben Caldecott, director del Grupo de Finanzas Sostenibles de Oxford

También te puede interesar: Informe de Accenture detalla cómo las empresas se esfuerzan por comprender las prácticas sostenibles

Repunte de SLB

La emisión de deuda con etiqueta ESG se ha ralentizado este año, en consonancia con una desaceleración más amplia del mercado tras la invasión rusa de Ucrania, pero la emisión de SLB se ha mantenido estable con un aumento del 6,4% en el primer semestre.

En los seis primeros meses de 2022 se emitieron 43.000 millones de dólares de SLB, frente a los 40.300 millones de dólares del año anterior, según datos de Refinitiv.

Se espera que la emisión de SLB repunte a medida que el mercado se estabilice. Caldecott considera que el uso de los planes de transición es fundamental para mantener la credibilidad del producto SLB y que los KPI deben ser más estrictos y probados para asegurar que están logrando resultados.

“Por el momento, tenemos una gran cantidad de emisiones vinculadas a la sostenibilidad en las que hay todos estos KPI y no se ha hecho el trabajo empírico para entender realmente si reducen el riesgo y mejoran los resultados medioambientales, que es el objetivo de la estructura”, dijo.

Caldecott también cree que hay que entender mejor los efectos de los múltiples KPI para permitir una mayor variación en el precio de las operaciones. Además, esto debería variar los costos de capital para las empresas que emiten SLB y préstamos vinculados a la sostenibilidad, que pueden tener de tres a cinco KPI.

“Se ha trabajado muy poco, si es que se ha hecho algo, para entender los circuitos de retroalimentación positivos y negativos asociados a tener todos estos diferentes KPI juntos: ¿interactúan positivamente entre sí, se socavan mutuamente o simplemente confunden a todo el mundo?“, expresó Caldecott.

Estas dos cuestiones formarán parte de la investigación que llevará a cabo el nuevo Laboratorio de Finanzas Sostenibles de Oxford, que se inaugurará en otoño de 2022 con la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido como socio fundador.

Redacción | Antonio Vilela