Iniciativa Science Based Targets (SBTi): Qué es y su relación con la sostenibilidad

A lo largo de los años se han registrado varios proyectos en pro de la sostenibilidad y la acción climática para contrarrestar los efectos del calentamiento global. Uno de ellos es la iniciativa de Science Based Targets (SBTi), el cual surgió a raíz de la colaboración entre CDP, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y el World Resources Institute (WRI).

Tiene por objeto ayudar a empresas y organizaciones a establecer objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) basados en la ciencia, que sean lo suficientemente ambiciosos como para limitar el calentamiento global a menos de 2°C con respecto a los niveles preindustriales.

Esta iniciativa proporciona una metodología para implantar objetivos de disminución de las emisiones de GEI, bajo el criterio consistente en relación a los últimos hallazgos científicos en el ámbito del cambio climático.

Para lograr esto, SBTi desarrolla y publica una serie de criterios y directrices a seguir para la consecusión de esta meta, de manera que sean rigurosos y alineados con los objetivos climáticos globales.

Contenido relacionado:Opinión | “Descarbonización: No hay tiempo que perder”

Acciones y alineación

Aquellas empresas que se apegan a los criterios y directrices de la SBTi para seguir objetivos de reducción de emisiones de GEI se les conoce como “seguidores de los objetivos basados en la ciencia”. Además, se les considera como parte de las más ambiciosas y efectivas para abordar el cambio climático.

Dichos objetivos son consistentes con los acuerdos internacionales sobre la materia (Acuerdo de París), teniendo siempre como premisa la última ciencia del clima y la energía.

Así, las compañías que deseen seguir el proceso deben someterse a la evaluación de su huella de carbono, la definición de su cartera de objetivos de reducción de emisiones de GEI y la elaboración de un plan de acción para alcanzar estos objetivos.

Para ello, cuentan con el primer estándar cero neto corporativo del mundo, el cual llegó para garantizar que los objetivos de las empresas se traduzcan en acciones consistentes y alineadas con la meta de lograr un mundo libre de carbono, a más tardar, para el año 2050, por medio de los siguientes criterios:

  • Integridad:Cubre todas las fuentes materiales de emisiones en las cadenas de valor de la empresa
  • Acción temprana: Ofrece una acción a corto plazo en línea con la ciencia del clima
  • Ambición: Conduce a una mitigación consistente con limitar el calentamiento a 1,5 °C en línea con escenarios climáticos sólidos
  • Plazo: Apunta a alcanzar el cero neto dentro de un plazo para 2050 a más tardar, consistente con limitar el calentamiento a 1,5 °C.
  • Rendición de cuentas: Está sujeto a un marco de rendición de cuentas sólido e independiente

Finalmente, SBTi proporciona orientación y apoyo técnico a las empresas y organizaciones que desean aplicar esta metodología en pro de la sostenibilidad, siendo reconocidas públicamente por la iniciativa, pudiendo utilizar su logotipo en sus comunicaciones para demostrar el compromiso que adquirieron en la lucha contra el cambio climático y su liderazgo en la gestión sostenible del carbono.

Publicaciones Similares