abrdn

abrdn: “Asia intensifica su regulación en materia de ESG”

Según David Smith, director de inversiones senior de abrdn, se está produciendo la aceleración más rápida de las prácticas e informes de los factores ambientales, sociales y de gobernanza corporativa (ESG, por sus siglas en inglés) en el continente asiático.

abrdn, antes llamada Standard Life Aberdeen, es una empresa de inversión global con sede en Edimburgo, Escocia, que cotiza en la Bolsa de Londres y forma parte del índice FTSE 100.

A continuación, parte de la columna de David Smithpublicadaen ESG Clarity:

“Aunque hay vientos macroeconómicos bien documentados en todo el mundo, China es un punto brillante. A diferencia de muchos mercados desarrollados, en los que las autoridades están endureciendo su política para frenar la inflación, China ha adoptado medidas para suavizar las condiciones financieras y el acceso a la financiación.

Además, creemos que la aceleración más rápida de las prácticas e informes ESG se está produciendo en Asia. Aunque la región ha sido históricamente una región en la que los factores ESG estaban quizás un paso por detrás, sobre todo en Europa, los reguladores y las empresas están avanzando muy rápidamente.

Vemos un progreso significativo, especialmente en China, pero también en toda Asia en general, incluyendo el desarrollo de un régimen regulador muy reflexivo. Se está trabajando en el desarrollo de taxonomías que ayuden a los participantes en el mercado a determinar el grado de “ecología” de una actividad, mientras que los reguladores están empezando a implantar los requisitos de etiquetado de fondos de una manera considerada y con visión de futuro.

A modo de ejemplo, el año pasado China puso en marcha un régimen nacional de comercio de derechos de emisión (ETS) en 2021, y cabría esperar que fuera una herramienta significativa para la reducción del carbono con el tiempo.

En cuanto a las empresas, se está produciendo una aceleración de la sofisticación en materia de ESG que hará que algunas empresas asiáticas se conviertan en líderes regionales, incluso mundiales.

Los informes son mucho más sofisticados que hace tres o cuatro años, los equipos de gestión son cada vez más conscientes de los riesgos y las oportunidades, y la comunicación ha mejorado. Esta mejora se produce a diferentes velocidades en toda la región, por supuesto, pero los estándares generales están mejorando.

Llevamos mucho tiempo invirtiendo en China y está surgiendo un enfoque diferenciado en materia de ESG. Mientras que hace unos años tendíamos a ver solo una escasa divulgación de los factores, esto ha cambiado.

Son las empresas más importantes las que están pasando a combinar los datos estáticos con los objetivos a largo plazo y las estrategias para alcanzarlos. Esto es más común en las empresas chinas que cotizan en Hong Kong y Estados Unidos, aunque las empresas con acciones A (las que cotizan en China) también están empezando a hacerlo.

Esto es coherente con lo que estamos viendo en otros mercados: un cambio de puntos de datos estáticos a un objetivo de futuro, además de comentarios sobre cómo alcanzar ese objetivo y lo que esto significa para el negocio y la estrategia.

Recientemente se han elaborado directrices sobre la divulgación de información en materia de ESG en China, con un nuevo marco elaborado por la Sociedad de Reforma y Desarrollo Empresarial de China (CERDS) y otras partes interesadas.

En la actualidad, estas directrices son voluntarias, por lo que esperamos que las empresas líderes informen bien, yendo más allá, mientras que otras pueden no informar con el mismo nivel. No obstante, la divulgación voluntaria sigue siendo un avance muy positivo.

Uno de los retos en China es la dotación de recursos para que las empresas puedan informar sobre todo lo que se les pide. Hay que recopilar muchos datos, y las empresas de la región, especialmente las de Singapur y Hong Kong, han dedicado varios años a crear equipos para recopilar e informar sobre los datos. Las empresas chinas todavía están en una fase inicial en este sentido.

China acelera muchísimo. Las empresas chinas se apresurarán a crear esos equipos y, cuando lleguen los requisitos obligatorios, estarán preparadas”.

Si deseas leer la columna completa, haz clicaquí

Publicaciones Similares